Harvey Ruvin - Clerk of the Courts - Miami-Dade County, Florida

Violencia doméstica - Solicitud de órdenes de restricción

La ley brinda protección a las víctimas de los actos de violencia doméstica. Las víctimas tienen derecho a pedir que se presente una orden judicial de restricción contra la persona que comete el acto de violencia. La orden de restricción es un mandato judicial que dicta a una persona que haga o deje de hacer determinadas cosas.

La Oficina del Secretario está autorizada por ley para prestar asistencia secretarial en la preparación y presentación de peticiones de orden de restricción. Una vez cumplimentados los documentos necesarios, el tribunal determinará si usted se encuentra en peligro de ser víctima de una agresión y entonces se preparará una orden de restricción temporal.

Para ahorrar tiempo, puede rellenar el Cuestionario de tramitación inicial de violencia doméstica (en ingles)  antes de visitar la Oficina del Secretario del Condado. Traiga el formulario rellenado a cualquiera de nuestros cuatro centros de tramitación inicial. A su llegada a uno de estos centros, un especialista le ayudará en el proceso de obtener una orden de restricción.

Las víctimas de violencia doméstica o violencia repetida deben acudir en persona a una de las oficinas siguientes:

Si tiene alguna pregunta, le rogamos que se comunique con la Unidad de defensa contra la violencia doméstica al 305-349-5677, o con la Unidad de violencia doméstica de la Oficina del Secretario del Condado, al 305-349-5813.

Honorarios aplicables
Ya no se exige el pago de honorarios para presentar denuncias de violencia doméstica. No obstante, pudiera haber un honorario de servicio de alguacil si el demandado vive fuera del estado de la Florida. El solicitante siempre debe consultar con la ciudad y el estado donde reside el demandado antes de acudir a nuestra oficina a presentar su caso.

El solicitante debe llevar consigo un giro postal o un cheque personal por la cantidad que se le indique y a nombre de la institución que se le indique. Si la víctima no puede pagar estos honorarios y firma una declaración jurada que así lo refleje, puede quedar exonerada del pago de los honorarios hasta una fecha posterior. Las personas que sientan que están en peligro no deberían dejar de presentar una petición por no tener dinero para hacerlo.